miércoles, 22 de febrero de 2012

Moneyball




No me gustan las películas de deportes. La verdad es que en general se me hacen muy predecibles, la mayoría de las veces ya sabes en que van a acabar desde que las empiezas a ver, y lo peor es que la mayoría (o por lo menos las que he visto) terminan con el equipo o personajes principal perdiendo lo cual no me agrada demasiado. Dicho lo anterior, prosigamos.

Como ya dije, las películas de deportes no me agradan, así que, cuando vi por primera vez mencionada esta película hace ya varios meses la descarte inmediatamente. Pero resulto que la película empezó a tener un público bastante aceptable y poco a poco comenzó a generar mas ruido, hasta que empezó a figurar en las listas de nominados y muy a mi pesar termino estando nominada al Oscar, así que decidí por fin verla. Lo que resulto fue lo que mencione arriba. Una película palomera, donde los protagonistas al final pierden (perdón si le arruine la sorpresa a alguien, pero los pocos fans del baseball que me siguen creo que ya sabían que los Atletics no han ganado una serie mundial (ni siquiera participado en ella) en mucho, mucho tiempo).

La historia gira alrededor de Billy Beane, un frustrado ex-jugador de baseball y actual director general de los Atleticos de Oakland. Después de tener una campaña de ensueño, pierden en la serie de campeonato frente a los Yankees de NY (que a la postre llegarían al Serie Mundial), pero no nada mas eso, tres de los pilares del equipo se convierten en agentes libres y se van de el. Con un presupuesto limitadisimo, Billy tiene que buscar a quien contratar para esas posiciones, y después de un viaje a Cleveland conoce a Peter Brand, un economista que trabaja para los Indios que tiene muy buenas ideas. Lo importante es conseguir jugadores que, sumados, tengan un promedio de bateo igual o mayor a los jugadores que han dejado al equipo. A Billy le gusta la idea y lo contrata. Al principio el equipo no camina, en parte porque el coach no quiere poner a los jugadores, pero después de algunos cambios en el plantel, el equipo logra una mejoría, incluso logran la marca de mas juegos consecutivos ganados (20). Como verán, la trama es interesantisma :rolleyes:. La verdad es que hasta para un fan del baseball es lenta y aburrida.

La dirección deja mucho que desear. Es cierto que Bradd Pitt y Jonah Hill (con el iremos mas adelante) no son los mejores actores, pero hasta gente como Phillip Seymour Hoffman están acartonados. Me parece que el trabajo que logro con el en Capote fue un garbanzo de a libra y ahora me hace apreciarlo mas en ese papel.

Como decía, las actuaciones son bastante regulares, lo cual me lleva a las nominaciones. Puedo entender que hayan nominado a Brad Pitt, es decir, la película recae completamente sobre el, tuvo un éxito moderado y validaba un poco la nominación (aunque debo decir que en verdad gente como DiCaprio o Fassbender tendrían que estar muy molestos y defraudados de que no los hayan seleccionado en vez de Pitt), pero ¿quien chin%ados selecciono a Jonah Hill? La verdad que lo pienso y lo pienso, y lo pienso y no veo el porque lo seleccionaron. Su papel no es destacado, su actuación esta acartonada, en fin, no lo entiendo, ¿era vendeta personal contra Albert Brooks y Ben Kingsley o que?

En fin, una película para pasar un domingo. Lastima (o que bueno depende del punto de vista de cada quien) que no es de Americano, porque no la van a pasar todos los años antes del Superbowl.

6/10

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.