domingo, 30 de agosto de 2009

Al fin ganamos en la liga

Pues si, después de 5 partidos perdidos de manera consecutiva en la liga al fin hoy pudimos ganar al débil Queretaro.

La verdad es que los resultados previos (a excepción del partido contra Estudiantes) habían sido algo engañosos. Se empezó perdiendo 1-0 contra Atlas con mucha suerte de ellos (si no me creen vean los resultados de dicho equipo), y luego un par de goleadas 3-0 contra CA y Toluca también bastante engañosos y luego el robo que nos hizo Paul Delgadillo contra el Atlante.

Ojala este resultado les de la confianza necesaria para levantar el paso.

Saludos.

lunes, 17 de agosto de 2009

El Principito

Cuando iba en la secundaría, me toco leer "El Principito". No los voy a engañar, no me gusto. No lo deteste, pero tampoco me agrado. Soy la única persona que conozco que se expresa así de dicho libro, todos mis demás conocidos que ya lo han leído les parece maravilloso. Yo supongo que tiene que ver con que en esa época ese tipo de libros eran lo que menos me interesaba leer en la vida (no que en este momento ese tipo de libros me interesen, pero esa es otra historia).

Este fin de semana vi por el psp, la película basada en el libro. La deteste, en serio. La película la adquirí por medio de mi papa. El la compro, no se si la vio y un día me dijo, "lleva estas películas al Blockbuster a ver que te dan por ellas". Hubo algunas que decidí quedarme, entre ellas esta. "Sale Gene Wilder XD, ¿que tan mala podría ser?", pensé. Ahora me arrepiento.

Para empezar, es musical. No comprendo los musicales. Cual es el chiste de cantar algo que podrían hablar. Y luego los bailes le quitan toda la carga dramática. Y luego el niño. En general no me caen bien los niños actores, pero este..., con razón no hizo mas que un par de cosas mas. A el sí lo odie. Y ya no hablemos de los demás personajes. Bob Fosse, un director y coreografo muy famoso de esa época (hasta gano un Oscar como mejor director) tiene una participación como "la serpiente". Casi me quedo dormido en el coche durante su acto. Lo único rescatable es Gene Wilder, y porque bueno, es Gene Wilder y es un genio y es super divertido y el papel del "zorro" le quedo ni mandado a hacer. Aún así, no se asemeja a sus mejores papeles.

No la voy a calificar porque se me haría una ofensa para una obra basada en ese libro tan famoso, pero creo que podrán imaginar mi calificación. Si la ven, no se acerquen, no dejen que Gene Wilder los atrape, no lo vale.

Saludos.

viernes, 14 de agosto de 2009

La casa de los ajolotes

No hay nada para quitarse el mal sabor de boca de una lectura que hacer otra del mismo autor (eso, o soy muy masoquista).

Decidiendo que era lo siguiente que iba a leer, la decisión quedo entre dos cosas. "Blade Runner" o "La casa de los ajolotes". Tomando en cuenta que este último era el único libro que me quedaba por leer de Armando Ramirez, pues termino ganando este último (y ahora si, en los próximos días va "Blade Runner").

Este libro es una gloria. A diferencia de "La tepiteada", este libro pareciera que es mas bien una crónica de la vida de alguien, utilizando flashbacks al pasado, similares a los utilizados en "PU", pero aquí puestos como una narración de la vida de un padre a su hijo, todo aderezado con intriga política muy bien desarrollada y ademas algo de historia de la mentada "casa de los ajolotes", que según Armando es donde esta enterrado el tesoro de Moctezuma.

El libro mas que llevárselo el personaje principal (José Agapito de los Hoyos) se lo lleva su padre, Sóstenes San Jasmeo, el cual es una persona que fácilmente todos conocemos (el tipo que piensa que, "el que no tranza no avanza", mujeriego, borracho y que cree que "con dinero baila el perro"). Hay momentos en que es muy hilarante.

La verdad, me sirvió mucho para quitarme el mal sabor de boca del anterior. A diferencia de los otros que mencione la vez pasada, este ya no lo están editando (quizás por las connotaciones políticas), pero si en algún momento van a una librería de viejo y se lo encuentran no duden, les va a gustar mucho.

9/10

Saludos.

martes, 4 de agosto de 2009

La tepiteada

Al fin termine de leer "La tepiteada", ese libro que hizo que volviera a comprar libros de una manera "regular" el año pasado y que aún tenía en el librero. Me desilusiono mucho.

Primero les voy a dar una pequeña introducción. Armando Ramirez (el escritor del libro) es uno de mis escritores favoritos. Existen pocos como el para narrar los acontecimientos diarios de la clase baja, ademas de que tiene un conocimiento increíble del centro histórico (el es oriundo de Tepito). Aunque yo ya a medias sabia de su existencia (en la secundaria la maestra que nos daba literatura nos dijo que ella había querido incluir en el plan de estudios "Chin, chin el teporocho", pero no la habían dejado), fue hasta muchos años después cuando entre a la facultad de filosofía que leí por primera vez un libro de el ("Quinceañera") y me hice fan, y he leido muchos de sus libros algunos muy buenos (los ya mencionados "Chin, chin el teporocho", "Quinceañera" o "Pantaletas") y otros no tanto, pero en general son libros buenos, fáciles de leer, eso si, con lenguaje muy coloquial que tal vez a gente de provincia le podrían causar dolores de cabeza (ni que decir de gente extranjera).

Últimamente ha cambiado un poco sus textos. A sacado una trilogía de libros "politicos", de los cuales he leido solo los dos primeros y son muy buenos y este último "La tepiteada", que, aunque no sale de sus lugares comunes si es un giro completo a sus anteriores trabajos ya que este es una novela de ficción donde hay dioses, algunos personajes son "inmortales" y cosas por el estilo (se supone que es "La Ileada" pero en Tepito) y a mi parecer falla muy feo.

Como ya mencione arriba, uno de sus sellos distintivos es el presentar cosas de la vida cotidiana y aquí no pasa así, mas bien todo son enfrentamientos entre dos bandos rivales, todo "dirigido" por unos dioses (que son la clase politica mexicana) que los ven desde un cuarto lleno de espejos y a mi parecer se pierde el encanto que lo caracteriza. Otro punto en contra es la manera de narrarlo, desde cuatro puntos de vista diferentes, lo cual hace la lectura lenta y tediosa e incluso por momentos repetitiva.

Si están interesados en los textos de Armando, no tomen este como su primer referencia, mejor busquen "Chin chin, el teporocho" que acaba de ser reeditado (y yo que me tarde un montón en conseguir una copia), eso si, no busquen la película, no le hace honor al libro.

Saludos.
Se ha producido un error en este gadget.